La exportación de servicio a través del trabajo remoto en Argentina es una tendencia laboral que creció a partir de la pandemia y lejos de tener una fecha de caducidad con la “vuelta a la normalidad”, se consolidó fuertemente en el último año, siendo el país con mayor pregnancia de teletrabajo de la región, según un informe de SherlockHR y Computrabajo. También crecieron en más del 23% las exportaciones argentinas de la denominada “industria del conocimiento”, según datos del INDEC. En este contexto, desde la compañía Bitwage -una plataforma pionera en pago de honorarios en criptomonedas y dólares digitales más elegida por los trabajadores, freelancers y exportadores de servicios-, durante el 2022 se registró el récord de nuevos usuario argentinos, duplicando la gran marca que ya habían tenido durante el 2021.

FREELANCER, TRABAJADOR REMOTO Y EXPORTADOR DE SERVICIO

Ser freelancer significa ser un trabajador que presta servicios de manera independiente a uno o a varios clientes. La mayoría lo hacen de manera remota, con una laptop desde la comodidad de sus casas o desde cualquier lugar del mundo.

El formato tradicional de la relación de dependencia, propone un sueldo fijo a fin de mes, cobertura médica, aguinaldos y gastos de equipamiento (computadora, gastos de oficina, conectividad, luz, agua, gas), pero esta nueva tendencia laboral trae consigo nuevos beneficios como una relación laboral con mayor libertad de condiciones, flexibilidad horaria, sin oficina fija, sin traslados diarios, trabajo por objetivo. También viene aparejada con nuevas desventajas como las diferencias de horario, y la dificultad de lograr un corte y desconectarse. Pero estas contras se ven apaciguadas cuando el trabajador logra exportar sus servicios al exterior donde los ingresos en moneda extranjera para un argentino podría significar triplicar o cuadruplicar ingresos.

“Desde hace un año trabajo como freelancer desde Argentina brindando servicios de programación web para diferentes empresas de Estados Unidos y de Bali. Este cambio me permitió tener una mejor calidad de vida porque puedo trabajar desde casa y manejar mis tiempos sin sufrir tanto la inflación que está atravesando el país donde los salarios fijos quedan muy retrasados. Mi recomendación para todos los que quieren exportar servicios es que además de un buen manejo del inglés, empiecen de a poco para poder entender la dinámica y así ir sumando clientes. Muchos se preguntan cómo hacer luego para cobrar por el trabajo realizado”, explica Carol Franco, programador argentino que da servicios al mundo desde el escritorio de su casa.

En la actualidad las exportaciones de servicios constituyen una fuente de generación de valor sumamente interesante por la creación de puestos de trabajo y por el ingreso de divisas. La industria de servicios -informática y programación, servicios profesionales, diseño, etc.- exportó desde Argentina para junio de 2022 un total de USD 7.261 millones anuales según registros oficiales, siendo sus principales destinos EE.UU. y la Unión Europea, siendo el segundo complejo exportador del país, sólo superado por el oleaginoso-cerealero. Además, según datos del INDEC en el último año las exportaciones argentinas de la denominada “industria del conocimiento” registraron un crecimiento de más del 23%.

GANANCIAS EN DÓLARES

Ser freelancer y exportar servicios al exterior brinda la libertad de poder elegir el trabajo, para dónde hacerlo y sus condiciones. Por lo que los salarios u honorarios pueden variar, pero ciertamente las ofertas son mucho más tentadoras que en el mercado local. Según Ramiro Raposo, Country Manager de Bitwage, “Para nosotros, Argentina es el país que más creció de Latam en el último año con un aumento del 250% de nuevos usuarios y un 350% en de órdenes de pagos procesadas, siendo el 3er país con mayor volúmen de facturación del mundo”. Según el reporte, los países que más contratan a profesionales argentinos son Estados Unidos, España, Canadá y Reino Unido. Además se destaca el aumento en la cantidad de mujeres

Esta empresa que fue pionera en pago de honorarios en criptomonedas -nació antes incluso de la creación de Ethereum-, da otras pautas. “La remuneración promedio de un exportador de servicio argentino, ronda en los USD3.000 alcanzando pagos de hasta USD 5.000 por mes”. Según Ramposo la mayoría son del sector IT: programadores, ingenieros en sistemas, desarrolladores, devs, project managers, coders, diseñadores, etc. Pero también están creciendo otros rubros como los atletas, consultores de marketing, traductores, psicólogos, profesores de inglés. Y un dato que resalta es el incremento de mujeres que prestan servicios al exterior, mientras en 2019 se registraban transacciones de 1 o 2 mujeres hoy 1 de 4 usuarios es mujer.

Otro dato interesante es que del otro lado, también hay tendencia de empresas nacionales buscando profesionales extranjeros. “Se observa en la Argentina un crecimiento en el índice de empresas que contrataron internacionalmente y pagan a través de nuestra plataforma. Sin duda la contratación de talento ya no se limita al país en donde se encuentre la sede central de una compañía. Si una empresa quiere acceder al mejor talento, ya no debe haber fronteras y los números de nuestro crecimiento así lo demuestran”, asegura Raposo.

¿DÓNDE BUSCAR?

Algunas páginas para aplicar a trabajos en el exterior y ganar en dólares son LinkedIn, Freelancer, Upwork, Weremoto, Guru, Computrabajo, Bumeran y StreamIn.

Además, en Argentina hay otra tendencia marcada, según el informe de Argenconomics, que indica la apertura de búsquedas laborales en todo el territorio nacional. La popularización del hábito del teletrabajo aceleró la captación de empleo remoto. Varios gobiernos provinciales lanzaron intensos planes de activación de la economía del conocimiento local procurando radicar empleo digital en sus territorios.Esta iniciativa para el crecimiento del sector también es impulsada desde el gobierno nacional con diversos programas como Argentina Programa 4.0 presentado en el segundo semestre de 2022 el cual buscaba formar a 70.000 nuevos profesionales al año.

CÓMO COBRAR EN DÓLARES EN ARGENTINA TRABAJANDO PARA EL EXTERIOR

En un país en donde la brecha entre el dólar oficial y el blue no para de crecer, el cómo cobrar y a cuánto calcular lo que acordamos en moneda extranjera con el empleador trae mucha incertidumbre. A eso, se le suma el cepo gubernamental a la compra de divisas, las retenciones por exportación y la gran duda:  la declaración del dinero. ¿Qué se debe hacer con los dólares que se gana por el trabajo?

“En mi experiencia la plataforma Bitwage resultó la mejor solución para poder traer el dinero que gano de forma simple y segura”, explica Carol Franco, el freelancer de 36 años.

Hoy existen abogados y contadores especialistas que podrán asesorar sobre las diversas modalidades de cobro que son mucho más simples de lo que la mayoría imagina como Luciano Pascual @loop142 quien suele organizar Twitter Spaces hablando de todos estos temas junto a otros “cripto contadores y abogados” quien asegura que las criptomonedas son la gran solución para este dilema “Tenemos que sacarnos el miedo de cobrar en criptomonedas o stablecoins. Es una tendencia mundial y en Argentina es una gran solución  para resguardar el valor de nuestro trabajo. Y por tal motivo, cada vez somos más los contadores capacitados en asesorar sobre el tema para poder hacerlo”, alienta Pascual.