Los estados de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y los productores fuera de ese nucleamiento liderados por Rusia, alcanzaron un acuerdo para reducir la producción de hidrocarburos en 9,7 millones de barriles diarios de crudo, según informa la agencia Bloomberg.


La baja en la producción del crudo que permitirá terminar con la guerra de precios, abarca al período mayo y junio y se alcanzó después de cuatro días de intensas deliberaciones celebradas por teleconferencia.


Los mercados esperaban un pacto para retirar del mercado entre 10 y 15 millones de barriles diarios, es decir, entre el 10% y el 15% de la producción mundial media del año pasado.

(Fuente: Télam)