El presidente Alberto Fernández mantuvo en la Casa Rosada reuniones con ministros e integrantes de su equipo de gobierno con el fin de ultimar los detalles de las primeras medidas a adoptar por su gestión, entre las que se incluyen la definición del nuevo organigrama administrativo, y los acuerdos en el Parlamento con el objeto de debatir y aprobar la emergencia económica, social y sanitaria.


Fernández pasó la noche en su domicilio en Puerto Madero, donde mantuvo reuniones de trabajo y, en un breve diálogo que mantuvo con la prensa al salir del edificio, confirmó que durmió allí porque aún restan “cuestiones de la mudanza (a la residencia oficial de Olivos) que no finalizaron”.


Tras arribar a las 9:50 a la Casa de Gobierno cruzó por el Patio de las Palmeras, saludando a quienes estaban allí, y para iniciar sus actividades se trasladó a otra dependencia de la sede, según fuentes oficiales, ya que personal técnico está arreglando el aire acondicionado de su despacho que aún hoy no funcionaba.

(Fuente: Télam)