El presidente Alberto Fernández expresó que todo se desarrolla “muy bien” al iniciar su primera jornada de trabajo en la Casa Rosada, aunque se quejó de que “el aire acondicionado no funciona y es insufrible”, por lo que desarrolló sus tares en otras oficinas.


“Todo muy bien, todo muy bien”, dijo Fernández ante la consulta de los periodistas acreditados en la Casa Rosada, en el Patio de las Palmeras, mientras se retiraba para asistir a la asunción del gobernador electo bonaerense, Axel Kicillof, en La Plata.


Ante la consulta de Télam, el jefe del Estado agregó: “No sé si el presidente (Mauricio Macri) trabajaba ahí, pero el aire acondicionado no funciona y es insufrible”.

(Fuente: Télam)





(Fuente: Télam)