El Banco Central impulsó una serie de medidas que tenderán a garantizar la rentabilidad positiva de los depósitos en pesos en el sistema financiero, se informó oficialmente.


Esta resolución, dirigida a las entidades financieras y dispuesta a través de la comunicación 7018, incluye tanto a las “empresas como a las personas y los productores agropecuarios que liquiden cosecha”, según explicaron voceros de la entidad.


Se resolvió “subir la tasa de interés por los plazos fijos Badlar y TM-20 (estaban entre 18% y 20%) que pasa a 26,6% de tasa nominal anual (TNA), que es el equivalente a 70% de la tasa Leliq”.

(Fuente: Télam)