Por Marlon Luft, Regional Marketing Manager LATAM en AppsFlyer

El sector de tecnología financiera, mejor conocido como FinTech, estuvo creciendo a un ritmo asombroso durante los últimos años. La industria es impulsada por dos fuerzas poderosas: empresas innovadoras mobile-first o mobile-only que atraen inversiones masivas, y compañías tradicionales del sector financiero.

Las aplicaciones móviles financieras son la estrella en ascenso del ecosistema: sólo en 2019 aumentaron su cuota de mercado de instalación en casi un 90%, el doble de la tasa de crecimiento del año anterior, según el relevamiento realizado por AppsFlyer.

Hay un terreno fértil para la innovación en este campo, como se demuestra en la variedad de servicios ofrecidos, que incluyen banca móvil, pagos y transferencias móviles, monedas digitales, blockchain, préstamos, inversiones, seguros y más.

El auge de las aplicaciones Fintech

Las aplicaciones móviles están jugando un papel central en el auge del FinTech. De hecho, los usuarios, a nivel global, accedieron a estas apps no menos de 1 billón de veces en 2019, un 100% más que en 2017.

Podemos ver que casi 5 de cada 100 aplicaciones descargadas en 2019 fueron aplicaciones financieras. Ahora, es la segunda categoría más alta en términos de cantidad de aplicaciones, y la sexta más grande en términos de instalaciones totales.