Un grupo de manifestantes atacó la embajada de Argentina en Chile, ubicada a pocos metros de la céntrica Plaza Italia, de Santiago, donde se realizaba una masiva concentración de cierre de la huelga general convocada en el país.


El grupo intentó derribar el portón de hierro de acceso, mientras el jefe diplomático José Octavio Bordón se encontraba junto a su esposa y empleados en su interior, según informó la agencia Ansa.


Los manifestantes entraron por un terreno vacío aledaño y desde ahí lanzaron piedras al interior de la casona de calle Vicuña Mackenna, patrimonio histórico de la ciudad.

(Fuente: Télam)