Bancos privados comenzarán a aplicar una baja en el tope a la tasa de créditos para micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), que pasará del 40 al 35%, aunque algunos definirán durante la semana el piso de imposición para esta política crediticia.


El cambio tendrá lugar luego de que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) impusiera el 35% como nuevo tope de crédito que deberán homologar las entidades bancarias que quieran acceder a la rebaja de hasta dos puntos en sus encajes.


“El viernes dejamos los sistemas ajustados para que ninguna tasa esté por arriba del 35%, y seguimos con la idea de entregar los $15.000 millones que tenemos para pymes”, explicó a Télam el gerente de Planeamiento y Segmento Mayorista del Banco Galicia, Gerónimo Fresco.

(Fuente: Télam)