Varios bancos privados comenzaron en las últimas semanas a ofrecer descuentos y beneficios de distinto tipo a jubilados y pensionados para tentarlos a que traspasen el cobro de sus haberes a esas entidades.


Entre ellos figuran el Santander, el BBVA y el Comafi que, dependiendo del caso, ofrecen cuentas sin cargo, reintegro de consumos, descuentos en farmacias, retiro de efectivo sin tarjeta de débito y blanqueo de PIN sin necesidad de ingreso al homebanking, entre otros.


Se trata de entidades que, según datos a septiembre de 2019 del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), tienen a su cargo apenas el 3,6% del total de jubilaciones del país con 117.286 en el Santander, 116.448 cuentas en el caso del BBVA y 61.520 en el Comafi.

(Fuente: Télam)