Las autoridades argentinas anunciaron una batería de medidas para hacer frente a la expansión del coronavirus, incluidas la suspensión de vuelos internacionales desde las zonas más afectadas por la pandemia y la cancelación todo tipo de espectáculos, en un día en el que se confirmaron los tres primeros casos de transmisión local en el país.


A través de un decreto firmado por el presidente Alberto Fernández, el gobierno dispuso ampliar a un año la emergencia sanitaria y ordenó la suspensión de vuelos desde zonas de riesgo por 30 días, a la vez que ratifico la obligatoriedad de las cuarentenas para las personas que lleguen al país desde las regiones del mundo más atacadas por la pandemia.

(Fuente: Télam)