El fabricante de aviones Boeing solicitó al Gobierno de Estados Unidos una ayuda de al menos US$ 60.000 millones para la compañía y sus proveedores, a fin de poder hacer frente a la crisis del coronavirus.


Desde Boeing, empresa que emplea a 2,5 millones de personas y trabaja con 17.000 proveedores, señalaron que esta ayuda sería “importante” para tender un puente a la recuperación de toda la industria, ya que la mayor liquidez “se utilizará para mantener la economía de toda la cadena de suministro”, informó la agencia DPA.


Las perspectivas a largo plazo de la industria, indicó la compañía, “son sólidas”, pero hasta que el tráfico mundial de pasajeros se recupere “serán necesarias para gestionar ante la presión”.

(Fuente: Télam)