El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que “los empleos están siendo exterminados” con la pandemia del coronavirus, al justificar el decreto por el cual permite a las patronales dejar de pagar por hasta cuatro meses los salarios de sus trabajadores.


“Es mejor que ser despedido”, justificó Bolsonaro.


Lo hizo, irritado, al comentar a periodistas la encuesta de Datafolha aparecida hoy en la cual aparece el presidente con una popularidad por debajo de los gobernadores y su ministro de Salud, Luiz Mandetta, a raíz de cómo enfrentan la crisis del Covid-19.


(Fuente: Télam)