El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, presentó como propios tres análisis con resultado negativo de coronavirus ante la máxima corte del país y pidió a la población que deje de “hibernar” y salga de las cuarentenas que impusieron los gobernadores para evitar “morir de hambre dentro de las casas”.


Tras el pedido del mandatario se conoció que Brasil sumó 749 nuevas muertes y 11.385 nuevos infectados en las últimas 24 horas, lo que elevó el total a 13.149 fallecidosy 188.974 enfermos, según el Ministerio de Salud, que volvió a ubicar al estado de San Pablo como el epicentro del brote con más de 51.000 contagiados y de 4.100 víctimas fatales.


Mientras tanto, el gobierno revisó sus proyecciones económicas y estimó que 2020 cerrará con una caída de 4,7% del producto bruto interno (PBI) y el dólar a 5,90 reales, un récord histórico que refleja una devaluación que en lo que va del año alcanza a 47,6%.

(Fuente: Télam)