La Ciudad de Buenos Aires implementará un nuevo protocolo para escuelas en la prevención del coronavirus, el cual, entre los principales cambios, incluye el aislamiento sólo de los caso sospechosos con síntomas mientras que el resto de la burbuja de alumnos continuará con clases presenciales.

Según informó el Gobierno porteño, “las nuevas medidas responden a una situación epidemiológica favorable y tienen como objetivo garantizar aún más horas de clase en las aulas para seguir recuperando los aprendizajes perdidos durante la pandemia”.

De esta forma, ante casos sospechoso con síntomas compatibles de Covid-19, las autoridades escolares indicaran “la realización del test rápido de antígeno y PCR dentro de las 24 horas”, mientras que el resto de la burbuja continuará con las clases presenciales habituales.

(Fuente Télam)