La Cámara Federal de Casación Penal rechazó una queja del detenido empresario Lázaro Báez y dejó firme así la continuidad del juicio oral por presuntos delitos con la obra pública en Santa Cruz, que se le sigue junto a la senadora y vicepresidenta electa, Cristina Kirchner.


El máximo tribunal penal del país no hizo lugar a la queja que presentó la defensa de Báez para revisar la decisión del Tribunal Oral Federal 2, que el 23 de septiembre último rechazó suspender el juicio, según la resolución de los camaristas Mariano Borinsky, Gustavo Hornos y Javier Carbajo, a la que accedió Télam.


Báez había planteado la suspensión del debate por supuestos sobreprecios y direccionamiento de la obra pública nacional en Santa Cruz a favor de sus empresas en el kirchnerismo porque argumentó que había que juzgar de manera conjunta ese caso con otros en los que está procesado por supuestos hechos de corrupción.

(Fuente: Télam)