Un estricto control, toma de temperatura a los trabajadores, diferentes horarios de ingreso y evitar el intercambio de herramientas son algunas de las recomendaciones contenidas en el protocolo aprobado hoy por la provincia de Buenos Aires para la reactivación de las obras de la construcción.


En la Resolución 165 publicada en el Boletín Oficial del distrito, con la firma de la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, se detalla que el protocolo fue elaborado por la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) y la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) para implementar cuando se habiliten las obras entre las actividades permitidas.

(Fuente: Télam)