Argentina ingresa esta medianoche a un inédito “aislamiento social preventivo obligatorio” dispuesto por el gobierno, con el apoyo de los mandatarios de las provincias y los líderes parlamentarios de la oposición, en una jornada en la que se confirmó un pico de contagios que afectó a 31 personas en todo el país, lo que hizo aumentar la cantidad de afectados hasta 128.


El aislamiento ordenado, que estará vigente hasta el 31 de marzo, apunta a lograr que los ciudadanos no salgan de sus casas, salvo para actividades imprescindibles como la compra de comida y productos farmacéuticos, según anunció esta noche el presidente Alberto Fernánndez, quien advirtió que las autoridades serán “inflexibles” con quienes violen las restricciones.

(Fuente: Télam)