El número de desempleados continúa en aumento en todo el mundo como consecuencia de las fuertes restricciones y los confinamientos derivados de la pandemia de coronavirus, con tasas de desocupación que en algunas economías centrales se ubican en torno al 20%.


En Estados Unidos, a pesar de haberse reducido el número de peticiones por seguro de desempleo, la pandemia dejó más de 40 millones de personas desocupadas, según los últimos datos relevados por el Departamento de Trabajo.


Al mismo tiempo, y en una revisión de las estadísticas del primer trimestre, la principal economía del planeta se contrajo un 5% en ese período, según informó el Departamento de Comercio.

(Fuente: Télam)