Frente a la crisis del coronavirus, las pequeñas y medianas firmas requieren de capital para financiar sus operaciones a la mejor tasa posible. En este contexto, la negociación de las facturas de crédito electrónica se convierte en una gran opción de financiación con tasas inferiores al 4% mensual.

Durante el mes de abril se negociaron AR$ 109 M en el mercado de Factura de Crédito Electrónica (FCE), lo cual representa un aumento mensual de 8%. “Luego de superar las dificultades que impuso el Aislamiento Social Preventivo Obligatorio (ASPO) durante el mes de marzo el volumen negociado retomó el crecimiento, especialmente en los últimos 15 días del mes, los cuales superaron en volumen transado a los primeros 15”, explicó Guillermo BarberoSocio de FIRST CAPITAL GROUP.

La tasa promedio ponderada para las FCE negociadas fue del 45,49%, mostrando una tendencia a la baja para el mes de análisis y generando un spread sobre Leliq de 7,49%. La tasa promedio del mes de abril es nuevamente la más baja desde que se comenzó a realizar este tipo de operación, mostrando una clara tendencia en la mejora de las condiciones de financiamiento para toda la cadena productiva PYME/Gran Empresa. “Este nivel de tasas se presenta muy atractivo para los inversores pues en el mercado escasean activos con estos rendimientos. Además debemos destacar que las tasas mínimas de negociación se mantuvieron en niveles muy atractivos para los tomadores de crédito durante los últimos días del mes: entre el 25 y 35%”, afirmó Alfredo Marseillan, presidente de DESCONTA TU FACTURA S.A..

Desde que se negoció la primera FCE en el mes de julio de 2019, se acumularon transacciones por un total de AR$ 1.498 M. “Si tenemos en cuenta un ambiente de negocios donde todas las actividades se vieron perjudicadas, el incremento de la negociación de Facturas electrónicas marca un claro camino hacia la implementación de esta operatoria por mayor cantidad de jugadores debido a su facilidad y a su operación 100% “online””, aseguró Guillermo BarberoSocio de FIRST CAPITAL GROUP.

En el mes de abril se negociaron 110 facturas. El 82% del monto negociado durante el mes se concentra en 10 Grandes Empresas receptoras de las FCE. El top 5 de Grandes Empresas alcanza del 60% del monto negociado. Proveedores de 34 Compañías accedieron al mercado solamente en el mes de abril, dado que las empresas obligadas a recibir las FCE son 1.471, existe todavía un amplio sector de la economía que no está aprovechando esta herramienta y está quedando en desventaja competitivamente hablando.

Dentro de las FCE, el 56% de las transacciones se concentraron en plazos de hasta 30 días, el 41% entre 31 y 90 días y el 3% restante, en plazos mayores a los 90 días. El plazo promedio ponderado para el mes de abril fue 34 días. Teniendo en cuenta las grandes necesidades de financiamiento del capital de trabajo de todas las cadenas productivas, es un desafío para los participantes del mercado conseguir extender estos plazos

Estamos convencidos de que en la medida que se extienda la comprensión y el uso de esta herramienta mejorará la situación financiera de todos los participantes: fundamentalmente las Pymes, pues no tendrán que esperar para cobrar sus ventas, obteniendo tasas cada vez más competitivas sin necesidad de obtener una calificación crediticia”, comentóMarseillan. “Por su parte las Grandes Empresas pueden disminuir sus costos operativos e incrementar los plazos de financiación y sus límites gracias a la participación de jugadores del Mercado de Capitales y Bancos, Mutuales, Cooperativas de Crédito y Proveedores no Financieros (estos últimos gracias a las plataformas de negociación electrónica). Además, el sistema financiero y los inversores contarán con mayores instrumentos de inversión a tasas más atractivas en función del riesgo involucrado”, finalizó.

(Fuente: First Capital Group)