Nación, provincias y municipios lanzaron en los últimos días medidas de ayuda tributaria, crediticia y de refinanciación de deudas para las pequeñas y medianas empresa que deben enfrentar, principalmente, el pago de salarios y sostener su capital de trabajo sin poder producir por las restricciones del aislamiento social obligatorio.


La Pampa fue una de las primeras provincias en asistir a las empresas al habilitar la semana pasada una línea de créditos por $1.000 millones a tasa cero y a doce meses con tres de gracia destinados a las pequeñas y medianas empresas.


El gobernador, Sergio Ziliotto, aseguró que “estos créditos son para garantizar en tiempos de crisis la sustentabilidad de las pymes y para que lo utilicen para capital o pagar los salarios de sus empleados”.

(Fuente: Télam)