La diferencia actual que hay entre la oferta mejorada que presentó el Gobierno y la que pretenden los bonistas equivale a los recursos necesarios para la construcción de 4.234 hospitales modulares de emergencia, como los levantados para afrontar la pandemia de coronavirus, indicó un análisis de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav).


Otra alternativa que permitiría esta diferencia en favor de la Argentina sería financiar por seis meses más el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) a las nueve millones de personas que lo están cobrando.


De esta manera, el Observatorio de Políticas Públicas de la Undav graficó la diferencia entre el Gobierno y los bonistas, que muchos analistas reducen a centavos por cada unidad de dólar en discusión.

(Fuente: Télam)