El Gobierno decidió eximir del pago del Impuesto País, el recargo de 30% para la compra de dólares, a quienes adquieran US$ 100.000 para comprar su vivienda única a través de un préstamo hipotecario otorgado por una entidad financiera.


La medida fue anunciada por la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, a través de su cuenta oficial de Twitter, y generó el inmediato beneplácito de sectores financieros y de empresas vinculadas con la actividad inmobiliaria y la construcción.


La desgravación, cuestionada por funcionarios y economistas ligados al anterior gobierno, abarca a aquellos créditos que ya fueron autorizados por el Banco Central para comprar dólares hasta fines de agosto pasado, y se esperan mayores precisiones sobre la inclusión de los nuevos préstamos.

(Fuente: Télam)