Los plazos fijos tendrán una tasa mínima garantizada del 70% de la Tasa de Política Monetaria (equivale a una tasa de 26,6% nominal anual o 30,1% efectiva anual), según una decisión del Banco Central de la República Argentina (BCRA).


Hasta ahora esa tasa sólo regía para depósitos menores a $4 millones, de ahorristas minoristas. A través de la Comunicación A7018 se extendió esa garantía de tasa a todos los plazos fijos de personas humanas o jurídicas que se constituyan a partir del 18 de mayo de 2020.


También desde mañana las entidades financieras podrán ofrecer Depósitos de Interés Variable (DIVA), ligados a la cotización de cereales y oleaginosas, a productores agropecuarios por un importe hasta dos veces el valor total de las ventas de cereales y/o oleaginosas registradas a partir del 1 de noviembre de 2019.


La medida permite garantizar el valor a los exportadores que liquidan sus cosechas.


En la misma comunicación, el BCRA estableció que las empresas que mantengan un acopio de su producción de trigo y/o soja por un valor superior al 5% de su capacidad de cosecha anual no podrán acceder a las financiaciones para capital de trabajo a una tasa de interés máxima anual del 24%.

(Fuente: Télam)