El Banco Mundial (BM) advirtió que el mundo podría caer en una recesión en 2023, en conjunto con una inflación global que se mantendría en el doble de las cifras anteriores a la pandemia.

“El mundo podría estar avanzando poco a poco hacia una recesión mundial en 2023 y una serie de crisis financieras en los mercados emergentes y las economías en desarrollo que les podrían causar daños duraderos”, alertó un estudio integral realizado por el organismo con sede en Washington.

El documento cita, entre otros indicadores que presagian una recesión, la caída de los índices de confianza de los consumidores y la desaceleración abrupta que registran Estados Unidos, China y la Eurozona, las tres principales economías del mundo.

(Fuente Télam)