El último día de gestión, el ministerio de Hacienda saliente presentó los datos de
ejecución presupuestaria correspondientes al mes de noviembre, que condensa la información de los ingresos y gastos ejecutados en casi todo el período que durante este 2019 estuvo bajo sus directivas (en rigor, quedan fuera del análisis los primeros 6 días hábiles de diciembre, hasta el cambio de mandato).


Los recursos totales crecieron en el mes de noviembre un 57,8% con respecto a su par del año pasado (empujados por el influjo de las retenciones), mientras que el gasto primario avanzó un 40,3%. En moneda constante, se tiene que los recursos totales aumentaron por encima de la inflación (crecieron en términos reales un 3,6%) mientras que el Gasto Primario mantendría un crecimiento por debajo del crecimiento de los precios (-7,9%) con respecto al mes de noviembre del año 2018.

El gasto primario terminó así registrando 24 meses consecutivos de crecimiento por debajo de la inflación.

El Resultado Primario del mes de noviembre resultó deficitario en $6.397 millones, mientras que el Resultado Fiscal registró un saldo negativo de $73.666 millones, fruto de un crecimiento de los Intereses de Deuda del 72%.

En lo que respecta al acumulado al undécimo mes del año, el resultado primario que se lega a la nueva administración alcanzó un superávit de $25.022 millones (0,11% del PIB), mientras que el déficit fiscal (incluyendo intereses) con el que asumió el gobierno de Fernández es de $594.004 millones (2,73% del PIB).


Durante los primeros 11 meses de 2019 los ingresos totales crecieron 50,5% en términos nominales. No obstante, cuando se tiene en cuenta el efecto de la inflación, se observa una caída de 1,2% en el poder adquisitivo de estos fondos.

Hacia el interior de los recursos nacionales, se observó un crecimiento interanual de los Recursos tributarios en torno al 46,5%, (contracción real en torno al 3,8%).


Por su parte, el gasto primario creció 37,6% en términos nominales durante los once meses transcurridos del 2019, lo que implicaría una caída de 9,7% en términos reales.

(Fuente: IARAF)