El gobierno argentino informó que podrá recurrir a las reservas de gas natural licuado almacenado en la terminal de Escobar, retomar las importaciones a través de Chile o incrementar la provisión doméstica desde el sur del país, ante la alternativa que se interrumpa el suministro de gas natural desde Bolivia, producto de la crisis social e institucional del vecino país.


Así lo planteó esta tarde el Gobierno argentino a través de la empresa Integración Energética Argentina (IEASA), que comunicó que hasta el momento no se registró “ningún inconveniente en la importación de gas natural de parte de YPFB “Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Bolivia”.

(Fuente: Télam)