El Poder Ejecutivo porteño remitió a la Legislatura el proyecto para suspender la rebaja en las alícuotas de Ingresos Brutos y Sellos que se contemplaban en el consenso fiscal suscripto por la Ciudad con la administración de Mauricio Macri, y que fue cancelado temporalmente por el actual gobierno nacional en diciembre último.


Al no verse obligada a realizar el esfuerzo fiscal pactado originalmente en 2017, la Ciudad cobrará durante 2020 las mismas alícuotas que percibió durante 2019.


Este mecanismo de revisión estaba previsto en el artículo 2 de la Ley Tributaria, votada por la Legislatura porteña en diciembre del año pasado.

(Fuente: Télam)