La evolución del precio del oro en los últimos meses, en los que llegó a superar los 1.730 dólares la onza, y la política monetaria adoptada por los bancos centrales para hacer frente a la crisis económica provocada por el coronavirus, han llevado a analistas y miembros de la industria a considerar la posibilidad de que el metal supere su precio histórico en dólares, e incluso traspase la barrera de los 2.000 dólares la onza.


Los precios en lo que va del año llevan acumulados una suba del 14%, pero en los últimos 12 meses la rentabilidad se eleva hasta el 33%.


El metal alcanzó su valor máximo histórico el 6 de septiembre de 2011, alcanzando los 1.923 dólares la onza (equivalente a 31,1 gramos).

(Fuente: Télam)