Oscar Laborde, presidente del Parlasur, manifestó que “el gobierno argentino intenta recuperar el Parlasur luego de los avances de Macri para desarmarlo” en relación a la primera sesión del parlamento de la que participará Sergio Massa y el canciller Felipe Solá, en diálogo con Futuro Imperfecto, por Cítrica Radio.

“Es importante porque vamos a atender el tema de Bolivia luego de que el MAS haya decidido participar y ahora hay que garantizar la mayor transparencia posible. Cualquier intento desestabilizador puede generar un gran problema en la región”, afirmó.

Además, aseguró: “vamos a poner los recursos económicos y técnicos necesario para analizar cuáles serían las consecuencias del acuerdo con la Unión Europea y si esto sucediera, qué industrias podrán desarrollarse”.

En referencia a la situación de Bolivia en el bloque, manifestó que “falta que el senado brasileño apruebe su ingreso y para nosotros sería muy bueno que lo haga porque es un mercado emergente. De todas maneras, ahora hay que preocuparse por las elecciones”.

En referencia a esto agregó: “todavía no sabemos cómo serán, falta que el tribunal supremo electoral apruebe la candidatura a senador de Evo Morales. El Golpe de Estado se dio, pero para que se consume los golpistas deberían haber tomado los tres poderes del Estado y no han podido hacerlo.”

Laborde hizo hincapié en la situación en la que se encuentran las relaciones bilaterales entre las dos grandes potencias de Mercosur y destacó que “el desafío en la relación con Brasil es cómo hacer cuando los presidentes tienen colores distintos”.

“Esta es la primera vez que hay antagonismos en los representantes de Brasil y Argentina desde que se creó el Mercosur. En el Parlasur hemos generado varios acercamientos porque debemos fortalecer el comercio entre nosotros. Ojalá que finalmente cristalicemos un acuerdo de desarrollo entre ambos países”.