El Gobierno porteño anunció que el permiso que debían pedir los adultos mayores de 70 años para poder circular en la calle será finalmente “una sugerencia” para minimizar en lo posible que esa franja de la población salga de su casa frente a la pandemia del coronavirus.


Los alcances de la medida fueron comunicados en una rueda de prensa en la sede del Gobierno porteño, a las 8, anticiparon a Télam fuentes oficiales.


La disposición entró en vigencia hoy, pero no será un permiso obligatorio, tal como fue presentado la semana pasada, sino que pasará a tener solo un rango de “sugerencia”, tras la controversia que se generó desde el anuncio.

(Fuente: Télam)