El precio del petróleo en el mercado internacional se contrajo a niveles de 1991, alcanzando un retroceso de 25%, como consecuencia de la disputa en la producción entre Rusia y Arabia Saudita y la abrupta caída de la demanda a consecuencia del brote de coronavirus.


El precio del barril de crudo de la variedad WTI cerró a US$ 30,96, para la entrega en abril, lo que equivale a un descenso de 25%, mientras que el tipo Brent -que se toma de referencia en la Argentina- concluyó a US$ 34,42, lo que representa una baja de 24%, según reportó la agencia Bloomberg.


El jueves, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidió aplicar un recorte en la producción de crudo de 1,5 millón de barriles diarios, ante la caída en el precio internacional.

(Fuente: Télam)