El talento innovador argentino ha llevado a nuestro país a colocarse en el segundo escalón en cantidad de unicornios de la región, solo superado por Brasil. Las pioneras como Mercado Libre o Despegar abrieron el camino, pero hoy los sectores que suenan fuerte para ingresar al club de los mil millones son diferentes. Se encuentran ligados a las finanzas digitales, de la mano del auge de los neo bancos y de las criptomonedas a nivel regional, o al agtech y foodtech, como era esperable, dada la fortaleza histórica de la industria del agro local. Sin embargo, existe un área plagada de nuevas oportunidades, que en el contexto de la pandemia comenzó a mostrar todo su potencial: el HealthTech.

“Los unicornios se caracterizan por generar soluciones a escala global, apoyados en servicios digitales, con un modelo de ultra personalización gracias al uso de inteligencia artificial. El área de HealthTech se sostiene en esos tres pilares fundamentales para transformar una industria tradicionalmente conservadora como la de la salud, por eso, tiene todo lo que se requiere para generar un nuevo unicornio”, afirma Luciano Tourn, fundador y Ceo de Wúru, una empresa que busca revolucionar la prestación de salud a través de los datos, potenciando a los profesionales para que tomen las mejores decisiones para el paciente, ahorrando recursos, y reduciendo el stress en su trabajo diario.

La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido que las herramientas inteligentes que, por ejemplo, permiten la captura, almacenamiento e intercambio de información, a lo largo de todo el ecosistema de salud, poseen un potencial probado para mejorar los resultados de la atención médica. Pero la situación de emergencia sanitaria hizo evidente la necesidad de implementar una profunda transformación digital, que fuera mucho más allá de la telemedicina. La respuesta de la industria y de los inversores no se hizo esperar: existen estimaciones que muestran un crecimiento del 138%  en el financiamiento de mercado de salud digital durante la primera mitad del año, comparado con el mismo período en 2020.

En Argentina durante el primer semestre de 2021, de acuerdo con el estudio de ARCAP, la inversión de capital semilla y capital emprendedor alcanzó los 210,7 millones de USD, de los cuales el  6,1% correspondió al sector del HealthTech y se espera que continúe creciendo producto del aumento de la demanda de servicios, que no solo se debe a la pandemia sino también al marcado envejecimiento de la población, una tendencia que se verifica a nivel mundial.

“De acuerdo con la OCDE, en 2017, alrededor de uno de cada diez empleos se dieron en salud y trabajo social. La OMS estima que para 2030 serán necesarios 18 millones más de trabajadores de la salud. ¿Cómo podemos hacer para orquestar estos equipos de salud crecientes, para lograr que las instituciones ahorren tiempo y recursos evitando que este personal se desgaste y que los pacientes tengan la mejor experiencia en la atención? Sin duda la tecnología tiene todo para aportar en este proceso, de ahí que las oportunidades en el área de HealthTech crezcan, pero siempre sumando la empatía, porque esta no es cualquier industria, la salud está 100% centrada en las personas”,  finaliza el CEO de Wúru.