El ingreso promedio de los trabajadores registrados de la Argentina sufrió una caída del 44,3% en dólares desde fines de 2015, a causa de la fuerte devaluación del peso y del atraso del salario real durante los últimos cuatro años, indicó un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav).


Este deterioro fue aún mayor si se analiza el poder de compra del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVyM), que pasó de representar U$S 589 dólares a fines de 2015 ($5.588 al tipo de cambio de ese momento) a los U$S 268 actuales ($16.875), lo que implicó una merma de casi un 55% en apenas cuatro años.


“Argentina ha pasado de tener el SMVyM más alto de Sudamérica, medido en moneda estadounidense al tipo de cambio oficial, a caer varias posiciones en el ranking. Esta dinámica se aceleró especialmente en el último bienio”, aseguró el informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Undav, que conduce el economista Santiago Fraschina.

(Fuente: Télam)