El sector inmobiliario estimó que hasta marzo no se registrará “ningún indicio de actividad” en la compra-venta de inmuebles, tras lo que se anticipó que el balance de 2019 cerrará en los niveles más bajos de operaciones desde 1991, año en que se inició la serie histórica.


“Hasta marzo estimamos que no habrá ningún indicio de actividad”, expresó a Télam el presidente del Colegio de Escribanos de la Ciudad, Carlos Allende, tras registrarse en noviembre 18 meses de caída consecutiva en la medición interanual.


Para Allende, la continuidad de la caída que se espera para diciembre “reflejan el parate del sector de todo este año y evidencian las dificultades que se profundizaron a partir de septiembre” y a la vez el sector podría estar ante el peor año de escrituraciones desde 1991.

(Fuente: Télam)