Desde el viernes hasta el lunes, se movilizaron 1,1 millones de turistas y 2 millones de excursionistas por el país, 10,4% más que en el mismo fin de semana del año pasado y dejaron un consumo de 4.700 millones de pesos, según un informe elaborado por la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME).


El consumo creció así 54,7% anual y 2,8% si se quita el efecto inflación.


En el caso de los turistas viajaron 1.100.000, 10% más que en el mismo fin de semana largo del 2018. Con un gasto diario de $1.550 cada uno y una estadía media de 2,1 días, desembolsaron $3.580,5 millones, 50,8% más que en la misma fecha de la temporada anterior. Quitando el efecto inflación, el consumo se mantendría prácticamente sin cambios con 0,2% superior.

(Fuente: Télam)