En distintos puntos del país abrieron vermuterías que reivindican y reversionan el sabor de esa bebida, como una nueva alternativa a las cervecerías a las que las generaciones más jóvenes han elegido como sus lugares predilectos en los últimos años.

Lejos de la nostalgia y de lo tradicional, con onda y estilo vintage el vermú tiene una impronta especial y única, para competir con los sabores de las cervezas y hamburguesas que venían ganando por goleada.

Las vermuterias responden a una lógica española, europea. Incluso en algunas, junto con el aperitivo, te sirven un platito de chapa con algunas aceitunas o alguito para picotear, al gran estilo madrileño en concepto de tapeo: una caña por uno o dos euros con una tapa de cortesía. Otras representan y recrean el espacio del hogar, con la soda como icono de las mesas de familia.

En diálogo con Gastón Bernabé Genco, de “La Central” (Mendoza), y con Juan Manuel Bidegain de “Sifón Sodería”(CABA), nos adentramos en el mundo de este aperitivo que marca tendencia.

(Fuente Télam)