Los depósitos a la vista del sector privado crecieron 6,5% en diciembre respecto de noviembre, mientras que el circulante en poder del público registró un aumento promedio mensual de 7% en términos desestacionalizados, informó el Banco Central.


Entre los factores que impulsaron el incremento del circulante pesó el pago de una suma extraordinaria a sectores que típicamente hacen un uso más intensivo del circulante, como los jubilados y los beneficiarios de asignaciones sociales, que se sumó al cobro del medio sueldo anual complementario, las fiestas de fin de año y el inicio de las vacaciones que suelen generar un aumento estacional de la demanda de dinero.

(Fuente: Télam)