El director de la consultora Ecolatina, Lorenzo Sigaut Gravina, estimó para el corto plazo “un piso de inflación mensual de 2%”, aunque “obviamente cuando haya algún tipo de descongelamiento podemos volver a tener algoritmos más altos, de 3% en algún mes en particular, en función de cómo se vaya a dar el descongelamiento”.


El problema, afirmó el economista en declaraciones a Télam, es que “esta baja de la inflación se basó mucho en el congelamiento; y esto va generando distorsiones: un poco de atraso cambiario, tarifario y en el precio de los combustibles, que después hay que empezar a corregir”.


“El verdadero desafío de la Argentina es bajar la inflación de una forma consistente y sostenible”, resumió Sigaut Gravina.


(Fuente: Ecolatina)