La largamente temida guerra entre Estados Unidos e Irán parecía más cerca que nunca luego de que un ataque aéreo estadounidense matara al máximo general iraní y de que Teherán amenazara con una “dura venganza”.


El general Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní y arquitecto de las intervenciones de Irán en Medio Oriente, murió anoche en un ataque aéreo estadounidense en Irak junto a otras nueve personas.


A menos de 24 de este ataque, Estados Unidos lanzó otra tanda de misiles contra la comandancia de las Fuerzas de Movilización Popular (Hashd al Shaabi), una coalición de paramilitares iraníes, en el que murieron al menos seis personas en el norte de la capital iraquí, Bagdad.

(Fuente: Télam)