Dos economistas del Fondo Monetario Internacional (FMI) lanzaron una propuesta para la creación de un fondo fiduciario propuesto de 50 mil millones de dólares, para ayudar a los países de ingresos bajos y medianos, vulnerables a desarrollar resiliencia ante los shocks de la balanza de pagos y garantizar una recuperación sostenible.

En la página web del organismo, las directoras del Departamento de Estrategia, Políticas y Evaluación (SPR) del FMI, Ceyla Pazarbasioglu y Uma Ramakrishnan, proponen la creación de ese fondo fiduciario para “no pasar por alto el desafío a más largo plazo de transformar las economías, para que sean más resistentes a los impactos y logren un crecimiento sostenible e inclusivo”.

El documento señala que “el FMI está considerando opciones para canalizar algunos de los DEG de USD 650 000 millones emitidos en agosto de 2021 desde países con posiciones financieras externas sólidas hacia países vulnerables a través de un Fideicomiso de Resiliencia y Sostenibilidad (RST). El objetivo central del RST es proporcionar financiamiento asequible a largo plazo para ayudar a los países a enfrentar desafíos estructurales”.

(Fuente Télam)