El ministro de Economía, Martín Guzmán, admitió que “hay mucha tensión con los bonistas porque cada uno defiende sus intereses”.


En una entrevista televisiva con la TV Pública, Guzmán sostuvo que “es norma la tensión con los bonistas porque los acreedores habían apostado por obtener grandes retornos en la Argentina, pero luego todo colapsó”.


El jefe del Palacio de Hacienda señaló que “esta semana vamos a tener el road show con los acreedores que esta vez será virtual pero ya entramos a discutir la propuesta. Lo que buscamos es darle condiciones al país para que, una vez pasado el coronavirus, la propuesta se pueda mantener en el tiempo. Esta propuesta que estamos haciendo es una propuesta de buena fe, en el sentido de que es lo que Argentina puede pagar y que se pueda cobrar lo que se puede cobrar”.

(Fuente: Télam)