El ministro de Economía, Martín Guzmán, abogó por la sanción de la ley de Solidaridad Social que impulsa el Gobierno porque, dijo, en caso contrario “sería muy difícil para el país poder tener las condiciones que necesita para poder empezar las conversaciones” con el Fondo Monetario Internacional (FMI).


Guzmán sostuvo que Argentina “hoy tiene una carga de deuda que es imposible de sostener, y si quisiera forzar el servicio de la deuda en la forma en que está programado, eso forzaría a una contracción fiscal que agravaría todos los problemas sociales que tenemos hoy”.


En declaraciones al canal TN, el titular del Palacio de Hacienda planteó que cuando el país mantiene un diálogo con el FMI para negociar los términos de una deuda, “tiene que mostrar que tiene un programa y pueden establecer un sendero fiscal y externo que sea consistente con el cumplimiento de los nuevos compromisos”.

(Fuente: Télam)