El presidente de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani, anticipó: “Hasta julio del año que viene vamos a tener una operación disminuida” y “la gente todavía va a estar reticente a volar. Estimamos que cuando volvamos a operar, como mucho, vamos a estar volando un 30% de lo que hacíamos normalmente. Va a ser algo gradual”. 

En declaraciones a El Destape Radio, Ceriani indicó: “Estamos trabajando a un 10% de la operación”, “Estamos haciendo vuelos especiales. La mayoría son vuelos de repatriación. También estamos haciendo los vuelos cargueros a China. Hoy sale el vuelo número 17. Después estamos haciendo, a solicitud de los gobernadores, vuelos especiales de cabotaje, sobre todo al sur” y “No tenemos vuelos regulares”.

En ese sentido, explicó los protocolos presentados por la empresa: “Llevamos hechos 87 vuelos especiales de repatriación. Hicimos una sistematización de los protocolos, para cuando vuelva la actividad regular. Estimamos que será en un par de meses”, “Hay que mantener el distanciamiento, el uso de barbijo y llegar al aeropuerto una hora antes más de lo que era habitual antes. Básicamente, porque el embarque se hace en grupos reducidos para evitar la aglomeración de personas” y “También minimizamos el contacto y manipulación de objetos dentro del avión. Los vuelos de cabotaje y regionales no tienen un servicio de abordo, no hay material de lectura ni auriculares. También hay una serie de protocolos de seguridad en el caso de que hubiera algún caso sospechoso, como para aislarlo y reportarlo a las autoridades de salud”.

Sobre la situación financiera de Aerolíneas, Ceriani dijo: “Aerolíneas estaba en una situación muy complicada. Macri aumentó fuertemente el déficit de la compañía. Ahora, obviamente, la situación se agravó” y “La situación es igual de catastrófica que las aerolíneas más grandes. Es una situación muy complicada en el punto de vista financiero”.