Israel comenzó a vacunar contra el coronavirus a los niños de 5 a 11 años en un intento por contener los contagios en esa franja etaria, una de las dos más afectadas.

El país acaba de salir de su cuarta ola de infecciones y si bien los contagios se redujeron, las estadísticas del Ministerio de Salud muestran que esa franja etaria, junto con los adolescentes, representan una buena parte de los casos positivos.

Los niños de 5 a 11 años constituyen casi la mitad de los casos activos y los funcionarios esperan que con la nueva campaña de vacunación se reduzcan los números y se evite una nueva ola.

(Fuente Télam)