El gobierno italiano decretó el “estado de emergencia” en Venecia y evaluará la gravedad de los daños al patrimonio cultural de la ciudad norteña luego de la llegada de las denominadas “aguas altas” que cubrieron la ciudad en más de un metro y medio y podrían poner en peligro algunas de sus atracciones más destacadas como la Basílica de San Marco.


Mientras el ministro de Bienes Culturales de Italia, Dario Franceschini, planteó hoy que “apenas empiece a bajar el nivel del agua se iniciará” una evaluación de su cartera para medir el alcance de “los daños al patrimonio cultural”, el gobierno decretó el “estado de emergencia” en su reunión de gabinete de este jueves.

(Fuente: Télam)