El uso de barbijo al aire libre volvió a ser obligatorio en la región italiana de Lacio, que contiene la capital Roma, mientras el Gobierno nacional prepara una nueva serie de medidas para frenar el avance de la variante Ómicron del coronavirus.

Un día después de que Italia registrara el mayor número de casos de coronavirus en más de un año, la región del centro italiano, que incluye además otras localidades turísticas como Ostia y Viterbo, exigirá el uso del barbijo al aire libre hasta el 23 de enero próximo.

En tanto, el premier Mario Draghi encabezará este jueves una reunión de Gabinete para definir nuevas medidas a nivel nacional para frenar la propagación del virus, entre las que podrían estar la extensión de la obligación de vacunas a nuevas categorías de trabajadores, según la prensa italiana.

(Fuente Télam)