El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, exhortó a la oposición de Juntos por el Cambio a “dejarse de joder” y a “sentarse y ayudar” para aprobar las reformas porque “la gente está muy mal”, y pidió que si le quieren “hacer difícil” la tarea de gobierno, que lo hagan “sin pasamontañas”.


“SI nos dejan trabajar va a mejorar la cosa”, añadió el mandatario provincial.
Kicillof admitió que lo tomó por “sorpresa” que la oposición rechazara la reforma tributaria presentada por el Poder Ejecutivo en la Legislatura, al señalar que su antecesora en el cargo, María Eugenia Vidal, le había asegurado que Juntos por el Cambio iba a “votar las primeras leyes”.