El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, afirmó que “no hay competencia ni un problema político” entre su provincia y la Ciudad de Buenos Aires por el manejo de la pandemia de coronavirus, y dijo que le “repugna” que se intenten buscar diferencias entre ambos distritos.


“Esto no es una competencia, hay que buscar un equilibrio. Cuando hay dos jurisdicciones hay que evitar que se crucen los casos para que no se contagien. No es un problema político y no estoy presionando, ni juzgando y no es cuestión de echar culpas ni hacer política con esto”, dijo Kicillof tras la reunión con el presidente Alberto Fernández y el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en la Quinta de Olivos.

(Fuente: Télam)