El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, justificó la decisión del Gobierno de intervenir la cerealera Vicentin por la grave situación que atraviesa la empresa, al tiempo que descartó una ola de estatizaciones.


“No tenemos una herramienta de estatizaciones en sentido general, ni creemos que lo estatal es superior a lo privado, todo lo contrario, pero tampoco somos dogmáticos en el sentido de que nunca el Estado tiene que intervenir”, dijo hoy el ministro en diálogo con radio Mitre.


Kulfas sostuvo que la expropiación “no es una metodología”, descartó una ola de estatizaciones y explicó que el caso de Vicentín “es una excepción, no un cambio de rumbo, para solucionar un tema puntual” en el que se ven afectados más de 3.000 productores.

(Fuente: Télam)