El Banco Mundial pronosticó que el nivel de actividad económica retrocedería este año 7,2% promedio en los países de América Latina, a causa de los efectos económicos derivados de la pandemia de coronavirus.


En este marco, la economía argentina caería 7,3% en 2020 -una décima más que el promedio regional-, mientras que en 2021 marcaría una mejora de 2,1% y la perspectiva para la región es un avance de 2,8%.


“El Covid 19 ha empeorado drásticamente las condiciones económicas en América Latina y el Caribe, por lo que se prevé que la economía regional se contraiga un 7,2% en 2020, un descenso mucho más pronunciado que durante la crisis financiera mundial (de 2009), y que refleja el impacto de las medidas necesarias para frenar la propagación de la pandemia”, expresó el organismo multilateral.

(Fuente: Télam)